viernes, 23 de marzo de 2018

Dos jóvenes se suicidaron en Valledupar.


Por: Abdel Martínez Pérez
Sobre el primer caso, se conoció que fue un estudiante de bachillerato, identificado como Royer Rodríguez Chacón, de 17 años, quien decidió poner fin a su vida ahorcándose con un cinturón o correa, cuyo cuerpo fue encontrado suspendido en el patio de su vivienda, localizada en la calle 25 con carrera 6 del barrio Cinco de Noviembre.
Se conoció que su progenitora, Amparo Chacón, había salido temprano para el mercado a realizar unas compras y estando allá, le entró un presentimiento de que algo malo estaba ocurriendo en su casa, y decidió regresar sin terminar lo que iba a comprar. Comenzó a buscar a su hijo y al abrir la puerta del patio, se encontró con la macabra escena, su hijo colgado.
En medio de la angustia e impotencia alertó a los vecinos, para descolgarlo y lo trasladaron de inmediato a la Clínica Santa Isabel de esta capital, pero el médico de turno confirmó que había llegado sin signos vitales, tras ser valorado.
Allegados al occiso indicaron, que el joven habría tomado la fatal decisión por asuntos pasionales que, al parecer, había tenido diferencias con su novia y habría publicado una foto en su cuenta de Facebook, en la que le manifestaba que lo iba a extrañar para siempre.
La familia dio a conocer que esa fatal decisión fue una sorpresa, porque a él nunca le escucharon que tenía problemas sentimentales, ni que tampoco quería seguir viviendo.
El joven cursaba undécimo grado en la Institución Educativa Manuel Germán Cuello, ubicada en el suroriente de Valledupar.
Con este hecho, se eleva a siete el número de personas, entre ellas cuatro adultos, que se han suicidado en Valledupar en lo que va del presente año. Las modalidades de suicidio han sido ahorcamiento, con arma de fuego y elementos cortantes.
“Mamá, te pido perdón por lo que voy hacer”
Entre tanto, a las 2:15 de la tarde hoy jueves, otro estudiante de bachillerato se quitó la vida, Julián Albeiro Cristancho Cortés, de 17 años de edad, quien se ahorcó con un zuncho o correa plástica, que amarró a una de las varillas de la ventana de su habitación. Este hecho se registró en la calle 30 con carrera 4A del barrio Villa del Rosario, en el suroriente de esta capital.
El adolescente, antes de tomar la fatal decisión, le dejó dos notas manuscritas a su progenitora y a un hermano, en donde les manifiesta las razones por las cuales puso fin a su vida.
En una de ellas, le pide perdón a su mamá por lo que iba a hacer.

Tambien se  conoció que el joven peleaba frecuentemente con uno de sus hermanos, y minutos antes de suicidarse habían sostenido una acalorada discusión con él, desconociéndose las razones por esas diferencias familiares.
Julián Albeiro Cristancho era hijo de Álvaro Francisco Cristancho Flórez e Iraida Geraldín Cortes Orozco.
Funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía fueron los encargados de llevar a cabo el protocolo de inspección y reconocimiento del cadáver y lo llevaron a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Estrada Construcciones.

Estrada Construcciones.

Hospital San Rafael.

Hospital San Rafael.

Follow Us