viernes, 6 de julio de 2018

En 1919, la gripe mató a 40 millones de personas.


Un médico visitó a los granjeros que tuvieron el ataque para ver si podía ayudarlos a combatir la gripe.
Muchos de los agricultores y sus familias habían contraído la gripe y muchos murieron.
Sin embargo, el médico se encontró con un agricultor cuya familia estaba sana y nadie en la casa contrajo la gripe.
El médico le preguntó al agricultor qué estaba haciendo que era diferente de los demás.
La esposa del granjero respondió que ella puso una cebolla sin pelar en un plato y los colocó en todas las habitaciones de su casa.
El doctor pensó que podría haber sido la cura, así que pidió una de esas cebollas.
Cuando colocó la cebolla bajo el microscopio, encontró el virus de la gripe en la cebolla.
Las cebollas obviamente absorbieron todas las bacterias y por lo tanto mantuvieron a la familia saludable.
Envié esta historia a un amigo en Oregon que regularmente me aporta material sobre temas de salud. Él respondió con esta experiencia tan interesante sobre las cebollas:
Él dijo: 'Gracias por el recordatorio. No conozco la historia del granjero, pero sí sé que yo mismo padecí neumonía y me puse muy enfermo. Por mi conocimiento previo sobre las cebollas, corté ambos extremos de una cebolla y la puse en un frasco vacío, y coloqué el frasco junto a mí durante la noche.
Por la mañana, comencé a sentirme mejor mientras la cebolla se volvió negra.
Muchas veces cuando tenemos problemas estomacales, no sabemos a qué culpar. Quizás las cebollas que comimos antes tienen la culpa.
Cebollas ABSORBEN BACTERIAS y esa es la razón por la cual son tan buenas para prevenir que contraigamos resfriados y gripe
Y por esa misma razón, NO DEBEMOS comer una cebolla que haya estado reposando por un tiempo después de que haya sido cortada.
Los restos de cebolla son venenosos
Cuando se informa de una intoxicación alimentaria, lo primero que buscan los funcionarios es si la "víctima" comió  CEBOLLAS y de dónde provenían esas cebollas. Lo más probable es que las CEBOLLAS sean la causa.
Las cebollas son imanes enormes para las bacterias, especialmente las crudas.
Nunca guarde una porción de cebolla en rodajas durante un período de tiempo para  luego usarlas en la  preparación de los alimentos.
Ni siquiera es seguro si guarda la cebolla en una bolsa con cierre hermético y la coloca en su refrigerador. Todavía es venenosa
Además, no le des cebollas a los perros. Sus estómagos no pueden metabolizar las cebollas.
Recuerde que es peligroso cortar una cebolla y tratar de guardarla para cocinar al día siguiente, se vuelve altamente venenosa incluso una sola noche, ya que crea bacterias tóxicas que causan infecciones estomacales adversas debido al exceso de secreciones biliares e incluso envenena la comida.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Estrada Construcciones.

Estrada Construcciones.

Hospital San Rafael.

Hospital San Rafael.

Follow Us